Mazindol en España

Mazindol es un preparado anoréxico que ha sido desarrollado en los años 60 del siglo pasado. Mazindol estimula unas partes del cerebro, reduce el apetito y se usa para el tratamiento de sobrepeso o obesidad.

Mazindol fue nunca aprobado en España, pero fue aprobado por la Agencia Europea de Medicamentos (ЕМА). Por eso las pastillas Mazindol pudieron ser suministradas a España antes, pero ahora este supresor del apetito es retirado del mercado europeo.

Las primeras pruebas clínicas que se habían conducidas hace mucho determinaron que Mazindol:

  • Reduce el apetito de cerca de 59% de pacientes con la obesidad.
  • Baja el peso corporal por 6,8 kg.
  • Mejora la tolerancia a la glucosa.
  • Contribuye a la baja del nivel de colesterina y triglicéridos en el plasma de sangre.

Mazindol se suministra en la forma de las pastillas para la toma oral (1 mg y 2 mg). A principios del tratamiento de sobrepeso o obesidad una pastilla de Mazindol de 1 mg debe tomarse antes del mediodía después de comida.

La dosificación diaria de Mazindol puede ser aumentada depende de la tolerancia individual y la respuesta terapéutica. Como regla, la pérdida estable de peso se observa a la toma de una dosis de Mazindol de 2 mg al día. Para el tratamiento de obesidad grave la dosis máxima diaria de Mazindol de 3 mg puede usarse.

Las pastillas Mazindol son destinadas al tratamiento breve de obesidad. La duración recomendada de la toma de Mazindol es aproximadamente 7 semanas y no debe exceder 12 semanas.

A finales del siglo pasado las pruebas clínicas adicionales de todos los preparados han sido conducidas.

ЕМА ha estudiado los resultados de las pruebas y ha llegado a la conclusión que los supresores de apetito causan la pérdida media de peso y al mismo tiempo aumentan los riesgos de hipertensión, taquicardia y otras patologías cardiovasculares.

ЕМА ha retirado Mazindol y todos los otros preparados anoréxicos del mercado europeo. Con todo eso Mazindol se usa ahora para el tratamiento de obesidad en otros países del mundo, por ejemplo, en Argentina.

Últimamente los científicos españoles y europeos han comenzado a estudiar Mazindol como un preparado para el tratamiento de narcolepsia. Hubo unos datos que Mazindol elimina effectivamente los síntomas de narcolepsia, incluso a los pacientes para que otros métodos del tratamiento fueron poco eficaces.

Ahora en España las investigaciónes de Mazindol para el tratamiento de narcolepsia continúan. Una alta tensión arterial no es la enfermedad acompañante de narcolepsia, por eso el riesgo de los efectos secundarios cardiovasculares de Mazindol para el tratamiento de estos pacientes es bajo.